Cádiz

vista poniente atico

 

Cádiz, ciudad trimilenaria, ha sido testigo del paso de diferentes culturas que han dejado innumerables huellas, hoy reflejadas en la monumentalidad y riqueza artística y cultural y en la variedad de tradiciones y costumbres. Pasear por las estrechas calles y plazas del casco histórico se convierte en un placer que agudiza todos los sentidos y hace descubrir cada día algo nuevo, algo desconocido que siempre ha estado ahí.

Pero si algo se mantiene inalterado, es su belleza natural y su apertura al mar. El carácter de su gente y las más de 3.000 horas de luz al año. Sus temperaturas suaves – por encima de los 10 grados en invierno y alrededor de los 25 en verano como media — hacen de esta ciudad un atractivo turístico de primera índole, con playas urbanas de arena fina bañadas por el Océano Atlántico.

La riqueza culinaria es otro de los atractivos de esta ciudad, donde existe variedad y calidad en los productos, principalmente pescados y mariscos servidos en una amplia gama de bares de tapas, restaurantes y chiringuitos.

La Semana Santa, una de las fiestas religiosas que se viven con fervor, ofrece una rica imagen de la imaginería gaditana, mientras que como fiesta pagana por excelencia destaca el Carnaval, declarada de Interés Turístico Internacional.

Todo ello convierte a Cádiz en una ciudad amiga y amable, tranquila y sorprendente donde todo está a tu alcance. Cádiz te invita a vivirla.